5 claves para la digitalización en el sector agroalimentario andaluz

Un reciente estudio ha mostrado que, prácticamente, la totalidad de las empresas mundiales se sienten afectadas por la transformación digital. Sin embargo, de estas empresas, sólo un 60% está en condiciones de adaptarse a esta situación sin necesidad de realizar una transformación radical, o inculso desaparecer.

En nuestro país, los empresarios tienen poca confianza en que seamos capaces de liderar esta renovación. Parece que seguimos anclados en el tópico de “que inventen ellos”, mientras nuestra dependencia tecnológica sigue lastrando nuestra competitividad.

Este contexto, esta transformación digital global, afecta especialmente al sector agroalimentario andaluz. En la producción alimentaria se comercia y se compite a nivel global. La falta de iniciativa en el desarrollo de modelos de negocio innovadores hace que el sector dependa sustancialmente de empresas internacionales que absorben los márgenes de beneficio del productor local.

Una de las cosas que más me gusta hacer cuando trabajo en proyectos de consultoría estratégica con clientes de Marcando es, precisamente, cambiar la perspectiva sobre lo que puede parecer un entorno amenazante para descubrir las oportunidades latentes que están escondidas a simple vista.

Sí, resulta bastante triste que, en el sector agroalimentario andaluz, no se haya consolidado todavía una cultura empresarial que apueste de manera firme y decidida por la innovación. Sin embargo, aquí mismo reside la oportunidad para que pequeñas empresas tengan la capacidad de liderar el sector sin tener que luchar contra enormes barreras competitivas.

La transformación digital implica retos, y adaptarse a ella es tan difícil como transformarse personalmente. Liderar este nuevo tiempo implica visión, compromiso y aprendizaje. Cuando trabajo procesos de coaching con empresarios o equipos tiene mucha más importancia la transformación personal que el aprendizaje técnico.

Si tu empresa pertenece al sector agroalimentario, ten en cuenta estas cinco claves para adaptarla a la transformación digital.

5 claves para la transformación digital en el sector agroalimentario

1ª clave: buscar personas o equipos que lideren el proceso.

Las transformaciones son procesos que requieren de personas o equipos concretos dentro de la empresa que se comprometan con el cambio.

Lo ideal es que esas personas formen parte de la dirección, pero no es imprescindible. Si las personas que lideren la digitalización de la empresa tienen la suficiente motivación y entusiasmo, serán capaces de contagiar al resto de la organización.

2ª clave: incorporar inteligencia externa.

En el sector agroalimentario andaluz, la transformación digital choca contra una cultura mayoritariamente tradicional y conservadora. Una de las mejores formas de que el proceso se desarrolle adecuadamente es contar con un aliado externo que aporte una visión y unos conocimientos que va a ser muy difícil encontrarlos dentro de la empresa.

La clave es que no se confunda a este aliado con un proveedor de servicios externos, el objetivo es digitalizar la empresa, no externalizar necesidades digitales.

Cuando nosotros ayudamos a empresas a realizar esta transformación lo hacemos como coaches y consultores, no desde el enfoque de proveedores de servicios tecnológicos.

3ª clave: establecer objetivos eficaces.

La forma más fácil de dedicar mucho esfuerzo para no conseguir nada es empezar a trabajar sin saber lo que se quiere conseguir.

La digitalización puede ser algo tan enorme que no sepamos por donde meterle mano o, peor todavía, que nos pongamos a ello dando vueltas sin rumbo para que al final parezca que hemos perdido el tiempo y que esta transformación no sirve para nada.

Antes de dedicar tiempo, esfuerzo y recursos a digitalizar la empresa deberíamos tener claros unos objetivos que sean medibles, realistas, específicos y con fecha de caducidad.

4ª clave: fomentar valores digitales.

Una de las mayores dificultades que afrontan muchas empresas a la hora de digitalizarse es que el ecosistema digital se fundamenta en valores y creencias diferentes a los tradicionales. Es posible que la empresa sufra una crisis de valores durante el proceso y que se enfrente a dilemas que retrasen o imposibiliten la transformación.

Este problema requiere una actitud proactiva que busque activamente unos nuevos esquemas de valores y creencias que, al mismo tiempo que respeten la esencia de la empresa, se adapten al nuevo contexto global propio de la digitalización.

5ª clave: combinar ambición, paciencia y constancia.

Toda transformación implica un reto de tan enorme dificultad que es imposible asumirla realistamente sin prever reveses, dificultades y contratiempos.

La principal motivación se asienta sobre una ambición por ser mejores y liderar un sector económico que ofrece enormes oportunidades a pequeñas empresas. Pero es necesario combinar esa ambición con las dosis suficientes de paciencia para ser capaces de resistir los problemas que se van a ir presentando por el camino.

Y para llegar al éxito, el ingrediente principal es la perseverancia, mantenerse constantemente en el proceso de transformación hasta que se cumpla la visión de que nuestra empresa sea un referente en Andalucía de la transformación digital del sector agroalimentario.

José Arahal

José Arahal

Consultor Estratégico

Martes de Marketing con Marcando

Si tienes un interés especial por aprender más sobre este tema, creo que tengo algo que puede ayudarte. Cada cierto tiempo organizamos unas jornadas sobre estrategias de marketing y negocio: los Martes de Marketing con Marcando.

En estas jornadas compartimos útiles secretos y herramientas para mejorar tu negocio.

En el siguiente enlace, puedes conseguir una invitación para el próximo evento.